Arkantos, su vuelo y las lunas

Los dragones no tienen dioses como tales. Sin embargo, existió una camada de dragones – una Vanguardia – dirigida por un dragón dorado llamado Arkantos que es lo más cercano a dioses que los dragones tienen.

Muchos consideran que Arkantos y sus 5 compañeros, fueron de los primeros dragones que existieron. Era antiguos sumamente poderosos, cada uno representando un aspecto diferente del poder de los dragones.

Arkantos y los suyos eran valientes, bondadosos, sabios, y amables con toda la creación. Representaban lo mejor de los dragones, y los demás los veían como sus líderes.

Después de dar comienzo la Guerra de las Sombras, los dragones empezaron a sufrir muchas pérdidas. Casa enteras fueron destruídas o sucumbieron ante la Oscuridad. Pero no el Vuelo de Arkantos.

Si ellos llegaban al lugar de un combate, era una victoria segura. Su fortaleza era incomparable, y eran el símbolo de la victoria de las fuerzas de los dragones. Toda la sociedad de los dragonantes los veían no solo como líderes, sino como ejemplos a seguir.

Sin embargo, aún con su poder, las fuerzas de los dragones no eran suficientes. Ni siquiera con la ayuda de otras criaturas de la creación fue suficiente, la Oscuridad seguía ganando terreno.

Arkantos y los suyos habían descubierto una magia antigua, magia que solo se conoció en el momento de la creación del mundo. Y este poder fue necesario para una de las batallas más importantes de la Guerra.

La Oscuridad había forzado a las fuerzas de los dragones a refugiarse en una de las fortalezas más protegidas del reino. La Fortaleza, conocida como Feranth – traducido como Al Filo de las Olas – era una fortaleza ubicada en un peligroso acantilado, lo que hacía que atacarlo era una proeza en sí misma, pero tambíen hacia que un escape fuera solo una posibilidad muy remota.

Los agentes de la Oscuridad los tenían acorralados y sin mucha opción de como hacerles frente.

Arkantos y su vuelo hicieron un pacto con la luna. Ellos se entregarían como sus avatares, se fucionarían con ella, y renunciarían a sus riquezas, títulos, tesoros, todo lo que habían logrado conseguir en vida, si ella les daba mayor poder a su magia en aquel momento de derrota. La luna escuchó sus plegarias, y Arkantos y los suyos desaparecieron ante los ojos de sus amigos y aliados.

El regalo de la luna fue un poder de luz que mantuvo a la Oscuridad alejada de la fortaleza por tanto tiempo que les dio la oportunidad a los dragones de reagruparse y atacar a los debilitados enemigos.

Pero la luna dio otro regalo más, y fue que los dragones ahora eran capaces de hacer magia poderosa también. La luna, entonces, es capaz de asumir 5 caras, cada una representando a uno de los valientes dragones que se entregó a ella. Este poder fue esencial para poder vencer a la Oscuridad.

Aunque es solo una luna, los dragones la llaman en plural. "El poder de las lunas" es un dicho muy normal, pero en realidad se refieren a los aspectos que ella es capaz de otorgr sobre los dragones. Conforme los dragones avanzan en edad, se vuelven más poderosos en uno de los aspectos – una de las lunas-, hasta el punto de perder contacto con los demás aspectos. 

Sin embargo, los dragones más jóvenes, aún mantienen el contacto con todas las lunas y eso les da una versatilidad que los dragones más antiguos no tienen.

Las 5 lunas que conocen los dragones son:

  • La Luna de la Libertad, cuyos poderes se ciernen sonbre el domiinio de la purificatión y la libertad;
  • La Luna del Espíritu, cuyo vigor yace en el dominio del crecimiento y el de la sanación;
  • La Luna de Piedra, cuya fuerza se encuentra en el dominio de la protección y la resiliencia;
  • La Luna de la Tormenta, cuya energía proviene del dominio de las fuerzas y el caos;
  • La Luna del Vacío, cuyos secretos provienen del dominio de la negiación y del desvio.

La magia de las lunas toma la forma según el deseo y la visión del dragón que la usa; es versatil y poderosa, pero también puede ser impredecible. Muchos dragonantes que desean invocar el poder de las lunas solo para encontrarse incapaces de controlar los poderes lunares. Aún el más poderoso dragon antiguo, aun con toda la experiencia y sabiduría que tiene en usar el poder de las lunas tiene problemas de vez en cuando.

Conforme el dragonante avanza en edad, el necesita menos la ayuda de sus amigos para poder accedere y manejar las lunas, pero el dragon tiene acceso a menos y menos lunas a las que pedir ayuda. Los dragones jóvenes, como se mencionó arriba, tienen acceso a todas las lunas, y sus regalos y elecciones les hacen fortalecer el lazo con algunas lunas y esto les fuerza a cortar el lazo con otras. La especialización y el crecimiento conllevan el costo de la flexibilidad y la juventud. 

Arkantos, su vuelo y las lunas

Epyllion - El Vuelo de Arkantos Sixaola Sixaola